Las lesiones más frecuentes en runners

Múltiples estudios de investigación muestran que entre el 50% y el 70% de los corredores habituales (aquellos que corren dos o más veces por semana) se lesionan todos los años. Porcentaje que se dispara exponencialmente una vez que hemos sufrido nuestra primer lesión. Esto es principalmente debido a la naturaleza repetitiva del running, que supone que en cada paso que damos al correr soportamos entre 3 y 5 veces nuestro peso corporal. Teniendo en cuenta que en cada km que corremos damos en torno a 1.000 pasos el cálculo de impactos que sufrimos en cada una de nuestras salidas da cuanto menos respeto. El verdadero problema es que a pesar de la exponencial evolución del mundo del running a nivel mundial en las últimas décadas, los niveles de lesiones en corredores populares se mantienen en niveles de los años 70.

Probablemente seas uno de los 2,5 millones de corredores populares regulares que hay en España y probablemente seas también uno de tantos que han sufrido alguna lesión o molestia al correr. Entra las lesiones más habituales a la que se tiene que enfrentar un corredor destacan la famosa rodilla del corredor, la cintilla, la fascitis plantar, la periostitis o el tendón de Aquiles. En multitud ocasiones este tipo de lesiones únicamente aparecen como molestias en un primer momento, pero que al no identificarse adecuadamente acaban por forzarte a parar. ¿Qué hacemos ante este panorama desolador? Como runner seguramente te has tenido que acostumbrar a oír que las lesiones que padeces son precisamente por correr y que por tanto lo más recomendable es dejar de correr. ¡Desde luego no parece el análisis más útil para un corredor que precisamente lo que hace es correr! La buena noticia es que tenemos la investigación de nuestro lado. Múltiples estudios recientes destacan una mejora de la técnica de carrera como la gran aliada no solo para poder correr más con menos esfuerzo sino también para reducir los niveles de lesión drásticamente.

Iniciamos una serie de posts sobre las lesiones más habituales que se producen en el running, como identificarlas, cuáles son sus causas, qué ejercicios podemos hacer para prevenirlas y qué nos dice la investigación sobre ellas. ¿El objetivo? Correr mejor, correr más y sin lesión.

Publicado el 30 enero, 2016 en Lesiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top